El reconocido homeópata del siglo XIX, el Dr.Schüssler, en su estudio sobre las doce sales minerales en el organismo humano, las llamadas sales bioquímicas, sostenía que el organismo enferma por la falta o el desequilibrio de cada una de estas sales. En sus teorías sobre la importancia de la nutrición salina de las células, Schüssler confirmó la necesidad de la sal en nuestro organismo para conservar la salud.

El reconocido Premio Nobel en el año 1912 de Fisiología y medicina Dr. Alexis Carrel, confirmó que la sal marina es la mayor fuente de minerales (más de 80) y en la proporción adecuada a nuestras necesidades siendo relevante el famoso experimento en una solución alcalinizada y mineralizada con sal marina (además de controlado el potencial eléctrico sobre el Hidrógeno Activo), mantuvo vivo un corazón de gallina por 27 años, lo que es equivalente a mantener un corazón humano vivo por 700 años.

El doctor Batmanghelidj es un médico que después de servir a las personas pobres de Irán, fue apresado tras la revolución de 1979 y en la cárcel comprobó con los presos los efectos notables de una apropiada hidratación, (usando agua y sal marina) curando gran cantidad enfermedades crónicas de estos. Fue liberado de la cárcel en 1982 y se marchó a los Estados Unidos, llevando a cabo investigaciones durante años, las que dieron como fruto la verificación de sus hipótesis sobre la deshidratación crónica a la que está expuesta el común de las personas.

Advertisements