Durante el otoño y el invierno son las épocas del año donde se producen importantes cambios climáticos: frío, viento, lluvia, nieve, etc. Debido a estos cambios es posible que enfermemos. Esto es conocido por todos, y sin embargo, la llegada del frío toma a muchas personas desprevenidas debido a que no se toman las medidas necesarias.

Por esta razón es muy importante crear el habito de reforzar el sistema inmunológico de manera natural, esto implica preparar las defensas naturales del organismo contra los cambios climáticos o la mala alimentación para evitar enfermedades.

Es importante mantener una correcta alimentación  ya que entre sus numerosos beneficios se encuentran, las vitaminas, minerales y oligoelementos conocidos como “antioxidantes”, que refuerzan el sistema inmunológico. Para que el frío nos encuentre protegidos, es esencial incorporarlos diariamente a nuestro organismo.

Por ello, debemos incrementar el consumo de alimentos altamente nutritivos y reforzar nuestra dieta con determinadas vitaminas, minerales y oligoelementos que refuercen nuestro sistema inmunológico. La incorporación de nutrientes antioxidantes mediante una dieta equilibrada refuerza nuestro sistema inmunológico y nos permite afrontar los cambios estacionales con salud.

Nuestra alimentación la podemos complementar con elementos naturales que aportan la falta de nutrientes que muchas veces no incorporamos en la nutrición diaria, dando el complemento extra de protección y prevención sin químicos o sustancias sintetizadas.

Hoy existe una mayor conciencia acerca de la necesidad de consumir alimentos que contengan estos nutrientes. Sin embargo, el ritmo de vida actual y el incremento de las exigencias cotidianas suelen impedir esta correcta y equilibrada alimentación. Esto, sumado a la presencia de enfermedades favorecidas por la alimentación inadecuada, el envejecimiento o los estados de intenso estrés, pueden llevar a la necesidad de incorporar estos nutrientes de una forma complementaria a la alimentación.

Con la llegada del frío y el despertar de los virus, a nuestro sistema inmunológico le viene muy bien una ayuda extra para defenderse de los potenciales ataques al organismo.

Saldivina es un perfecto aliado para ayudarte a reforzar el sistema inmunológico:

  • Compensa los perjuicios de una incorrecta  alimentación, aportándonos los minerales y oligoelementos que nuestro organismo necesita.
  • Tiene gran efecto bactericida y antibiótico, muy recomendable para personas débiles.
  • La longevidad, se debe al perfecto equilibrio, y de forma estable,  que los minerales, (y otros elementos) estén siempre presentes, en los procesos internos celulares.
  • Los beneficios de Saldivina en el baño ayudan a combatir la fatiga, el estrés y el cansancio acumulado después de una dura jornada de trabajo o de cualquier tipo de esfuerzo, haciendo que nuestro cuerpo se relaje y revitalice a un tiempo.

Por esto Saldivina es ideal para ayudar a fortalecer nuestro sistema inmunológico ya que corrige las deficiencias en la alimentación, te fortalece durante el envejecimiento y te relaja y revitaliza del constante estrés.

Advertisements