Tags

, , ,

Según el oncólogo Alberto Martí Bosch afirma que cuando uno se sumerge en un baño de agua caliente enseguida se dilatan los poros de la piel , éstos se abren y el organismo transpira eliminando anhídrido carbónico a la vez que expulsa grasas, amoniaco y ácido úrico. Además  al  estar salada se produce un fenómeno llamado ósmosis, de forma que el agua de nuestro cuerpo sale arrastrando a través de los poros hacia el exterior toda clase de toxinas y sales minerales con lo que también la sal sale fuera del núcleo de las células y estas se alcalinizan, induciendo a la destrucción de las células tumorales las cuales viven en un medio acidificado.

Con un baño diario en agua caliente(36º invierno, 30º verano) y 2 kg de sal marina durante media hora en la bañera sirve para configurar un mecanismo sencillo de alcalinización rápida.

Los baños en sal marina son muy apropiados porque ayudan a eliminar toxinas y de esta forma dejamos a nuestro organismo dedicado a eliminar las células tumorales y además alcalinizamos creando un medio hostil para las células tumorales.

Advertisements